TEMPERLEYWEB » Historia » Vecinos

«Soy Beranger»

Por Marcelo Ventieri

20 de Octubre de 2022

Alfredo Beranger. Imagen: Marcelo Ventieri

Alfredo Martín Beranger fue asesinado el 29 de marzo de 1923, tras un partido victorioso frente al Club Alvear, jugado en Villa Turdera. Presidente en ejercicio del Club Atlético Temperley y a punto de cumplir 30 años, Pachucho Beranger iniciaba su segundo mandato. Durante su gestión anterior, el club había obtenido la afiliación a la Asociación Argentina de Foot-Ball y comenzó a competir en los campeonatos oficiales de esa liga. Asimismo, logró la cesión de una parte del terreno en el que hoy se levanta la institución. Además de desarrollar su actividad laboral en el Senado de la Prov. de Bs. As., presidía el subcomité de la Unión Cívica Radical en Temperley.

El caballero ejemplar. El deportista íntegro. El compañero leal. El inolvidable presidente.

Esta es su historia.

Estadio Alfredo Beranger. Fotografía: Rolando Ríos

Lo más visto

CAP. 1 Inicio y orígenes

Alfredo Beranger nació el 29 de noviembre de 1893, en Avellaneda. Su padre, Martín Beranger, era porteño y su madre, Natividad Chapar, uruguaya.

Daniel Martini, sobrino nieto de Alfredo, recuerda: “Los Beranger-Chapar eran inmigrantes vasco-franceses que se radicaron en Temperley y tuvieron nueve hijos. Martin, el padre murió muy joven y Natividad, la madre, crio sola a sus nueve hijos. Era una familia muy católica y con espíritu de pioneros. Natividad fue durante 50 años, la presidenta del Colegio del Huerto y desde esa función, creó el Colegio Belgrano ya que Temperley no tenia colegio religioso para varones. Asimismo, fue una de las promotoras de las fundadoras de la iglesia de la Piedad. Alfredo fue presidente del club y Raúl, otro de los hijos, fue uno de los grandes pediatras argentinos, miembro de la Academia Nacional de Medicina y mano derecha de Pedro de Elizalde en la Casa Cuna. Historias en definitiva de nuestra ciudad”.

Cabe destacar que el Dr. Raúl Beranger, que también desarrolló su actividad profesional en nuestra ciudad, ingresó como socio en la misma época que su hermano y jugó al fútbol en la cuarta división del Centenario Foot-Ball Club en 1917.

CAP. 2 El Club de sus amores

El Campo Huergo de Temperley

La zona de “Campo Huergo” se desarrolló con el nombre “Barrio Parque Huergo”. Allí se estableció en 1908 una comunidad de inmigrantes italianos que acompañó al equipo de Centenario en los años iniciales de su vida dejando su impronta en la primera camiseta utilizada, roja y verde, colores que junto con el blanco forman la bandera italiana.

Anécdotas sobre la fundación

La subcomisión de socios fundadores, presidida por Juan Müller, se formó debido a la inquietud de muchas personas vinculadas a Temperley. Habían pasado más de 30 años y carecían de datos precisos sobre los comienzos del Club. El grupo estaba integrado por socios fundadores y dirigentes de los primeros años.

Se realizaron varias reuniones ya que los integrantes del numeroso grupo no se ponían de acuerdo en varios puntos. Vale aclarar que, salvo Félix Paglia, el resto de los socios fundadores participaron de la subcomisión. Logrado el consenso necesario, se labró el documento definitivo que se transcribe más arriba.

El acta da cuenta de que la fundación de Centenario F.C. se produjo "a fines del año 1912". De entrevistas realizadas hace años, por el historiador temperlino Luis Guido Tomasi, surgió que la fecha precisa de la fundación de Centenario no se pudo determinar y que los fundadores coincidieron en que fue a fines de noviembre. Se fijó el primer día del mes para tener una fecha concreta.

Primera camiseta de Temperley. Imagen: Marcelo Ventieri

La cancha en Turdera

El Club Temperley -cuando era Centenario Foot-Ball Club- tuvo cancha en Villa Turdera entre 1917 y 1924, hasta que inauguró su actual estadio. Después de un año de intensas negociaciones entre los directivos del Club y Don Riziero Preti, el sábado 18 de marzo de 1917 Centenario disputó su primer partido amistoso en el campo de Turdera enfrentando a Dufour, club del que no queda testimonio ni documentación.

Pero la inauguración oficial del campo de juego, ubicado sobre la calle Agüero, entre Zapiola y San Lorenzo, ocurrió el 1º de abril con una gran fiesta deportiva que incluía carreras de 100 y 200 metros, un torneo de fútbol reducido entre socios y un desfile de “Los Vanguardias de la Patria” División General José de San Martín y de los Boy Scouts Ingleses de Lomas de Zamora.

Turdera, 2002. El viejo edificio del teatro Colón de Turdera

Turdera, 2002. El viejo edificio del teatro visto desde la esquina de Agüero y San Lorenzo. Fotografía: Marcelo Ventieri

Se fijaron grupos de cinco inscriptos para cada prueba pedestre aclarando que las salidas serían anunciadas por disparos de revolver con pólvora, solamente.

Se colocó una gran bandera celeste en la casilla instalada como vestuario -donación de Guillermo Iribarne, vicepresidente del club- quedando oficializada la insignia celeste como identificatoria de Centenario.

Asimismo, el tranvía a caballo que hacía su recorrido entre Temperley y Turdera, fue adornado para la ocasión con cintas de color celeste.

El jueves 6 de abril, se decide anotar dos equipos en la Tercera División de la Liga de Lomas de Zamora.

El campo de juego de Turdera, distaba de tener las condiciones ideales para afrontar el nuevo desafío, por lo que se resolvió efectuar los arreglos necesarios. Se construyeron dos casillas y se adquirió una lona que se colocaba alrededor de la cancha en algunos partidos. Al no disponerse de fondos, se resolvió emitir 300 bonos de cinco pesos cada uno. Cada tres meses se realizaba un sorteo y el poseedor del bono ganador se beneficiaba con el reembolso de los cinco pesos, sin devengar interés alguno. Si bien el emprendimiento tuvo un éxito extraordinario, en total se vendieron 295 bonos. ¿Y los cinco restantes...?. Al imprentero encargado del trabajo no le alcanzó la cartulina para completar la suma pedida (Revista “Empuje”, año 1946).

La cancha quedaba detrás del Teatro Colón y es oportuno señalar que la convivencia entre las dos actividades distaba de ser la ideal. Mientras los contertulios intentaban disfrutar de una jornada artística, sobreponiéndose a los pelotazos que retumbaban en la pared posterior del teatro, los futbolistas se quejaban de la escasa provisión del tanque de agua.

El socio Beranger

Alfredo Beranger. Periódico Última hora. Foto: Marcelo Ventieri

Alfredo Beranger. Fotografía del periódico Última hora del 30 de Marzo de 1923. Fuente: Marcelo Ventieri

Beranger ingresó como socio al Centenario Foot-Ball Club el 13 de enero de 1917. Fue presentado por los socios Guillermo Iribarne (Vicepresidente) y Leonardo Tagliani (Vocal), según consta en el “acta Nº 6”.

Hasta ese momento, Beranger comandaba un grupo de jóvenes denominado Los Vanguardias de la Patria, que participaron activamente en la inauguración del campo de juego que Centenario alquilaba en Turdera.

Seis meses después, obtuvo su primera victoria política. En la Asamblea del 17 de julio de 1917, Beranger logró imponer su propia moción de que la misma fuera presidida por un socio y fue elegido para tal menester por 13 votos. Durante la Asamblea, se aceptó la renuncia del Presidente Américo Gentilini y su lugar fue ocupado por José María Ronconroni.

Américo Gentilini

Américo Gentilini. Imagen: Jorge N. Gualco / Alberto S. J. de Paula

Asimismo, se aprobó la realización de un festival en el Teatro Colón de Turdera. En adelante, Alfredo Beranger tendría una activa participación en la vida diaria del Club Centenario, presentando un proyecto de reformas de los estatutos del Club.

Teatro Colón de Turdera

Teatro Colón de Turdera. Fotografía: Paseo Turdera

Ese mismo año gestionó el ingreso de Centenario a la Liga de Foot-Ball de Lomas de Zamora participando en tercera división y coronándose campeón. En ese entonces Centenario competía enfrentando a otros clubes de la zona: Adrogué, Lomas, Estudiantes de José Mármol, Nacional, Martín Arín y Talleres United, entre otros.

En 1919, con Beranger como presidente, se concretó el ingreso del club a la Asociación Argentina de Foot-Ball con tres equipos, en segunda, tercera y cuarta división. Con el equipo mayor llegó a disputar la final de la Copa Competencia con Argentino de Banfield.

Formación del Club Atlético Temperley en 1919. F: M. Ventieri

Tras dos intentos frustrados, el 30 de enero de 1921 el cambio de nombre se hizo realidad, y el 19 de febrero la Asociación Argentina de Foot-Ball (AAF) habilitó a la joven entidad para competir como “Club Atlético Temperley”.

Un año después asciende al círculo superior de la Asociación Argentina luego de una extraordinaria campaña. Beranger ocuparía el cargo de Presidente de la entidad hasta su muerte.

Club Temperley en Turdera 1922. Fotografía: Marcelo Ventieri

Turdera, 1922. Natalio y Juan Perinetti, Luis Otín, Alfredo Salvetti y Cayetano Federico. La cancha, el tanque de agua y el Teatro Colón atrás. Fotografía: Marcelo Ventieri

CAP. 3 Final y legado

“El 29 de marzo a las 21:30 hs murió asesinado Alfredo M. Beranger, a manos de Joaquín Pujante (50 años), de tres disparos en el pecho, abdomen y región glútea, en la calle Pichincha, entre Guido y Suárez (mano derecha, segunda o tercera casa). Falleció en el acto. Luego, el agresor se trasladó al domicilio de Alejandro Tagliani, momento en el cual fue detenido. El F.C.S. había hecho desalojar a Pujante de una casilla ubicada en terrenos del ferrocarril, por influencia de autoridades del club, según el agresor...”.

Primera página del periódico "Ultima Hora" 30 de marzo de 1932 con el asesinato de Alfredo Beranger

Primera página del periódico "Ultima Hora" 30 de marzo de 1932 con el asesinato de Alfredo Beranger. Imagen: Marcelo Ventieri

Así comenzaba la nota publicada el lunes 30 de marzo de 1923 en el periódico Última Hora, editado en la Capital Federal. Beranger estaba por cumplir 30 años.

Pachucho Beranger iniciaba su segundo mandato como presidente de Temperley. Durante su gestión anterior, el club había obtenido la afiliación a la Asociación Argentina de Foot-Ball (A.A.F.) y comenzó a competir en los campeonatos oficiales de esa liga. Asimismo, logró la cesión de una parte del terreno en el que hoy permanece la institución. Además de desarrollar su actividad laboral en el Poder Judicial, presidía el subcomité de la Unión Cívica Radical en Temperley y estaba llamado a ser el futuro presidente de la A.A.F.

El 29 de junio de 1923, se colocó una placa recordativa en el cementerio de la Recoleta, lugar donde descansan sus restos y el 17 de octubre del mismo año el estadio fue bautizado con su nombre. Había nacido el 29 de noviembre de 1893.

Socio de Boca Juniors

El Dr. Javier Vaca, historiador y especialista en genealogía relacionada con el Club Atlético Boca Juniors y sus integrantes, aporta un dato de Beranger desconocido hasta ahora. En la Memoria & Balance del C. A. Boca Juniors, ejercicio XIX, 1923 (pág. 20) se lee :

“En el presente ejercicio también tenemos que lamentar el fallecimiento de otro de los más grandes cultores del football nacional, a la vez que uno de los consocios más entusiastas que militaban en nuestras filas desde hace largos años, Alfredo Beranger.

Víctima de un cobarde atentado, halló la muerte prematuramente, desapareciendo para siempre de nuestro lado, uno de los seres más queridos dentro y fuera del deporte nacional”.

Por lo tanto, no se descalifique más como “doble camiseta” a ningún hincha de Temperley

Alfredo hijo recuerda a su padre

“Papá era radical yrigoyenista. Muy buen orador. Cuando murió era secretario de la comisión de asuntos constitucionales de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires. Ese era su trabajo rentado, así que viajaba a La Plata constantemente. Era muy generoso porque mamá me cuenta que le daba plata propia a los jugadores. En ese momento el fútbol no era profesional. Los jugadores no cobraban y él les daba plata de su bolsillo para que no abandonaran. Y por supuesto que todos los gastos y deudas que asumía el club Temperley, él los avalaba con su firma y con sus bienes. Amaba profundamente al club al punto que, cuando en el partido radical le ofrecieron un cargo de mayor jerarquía que le exigía dejar la dirigencia del club, él renunció al partido porque siempre prefirió el Club al Partido.

Era un gran orador y hubiese sido un gran político pero esa carrera le hubiese significado abandonar a Temperley y no lo hizo.

Sin embargo, se destacaba en la incipiente política del fútbol. Estaba camino de ser el presidente de la AFA porque vino una delegación del Brasil y el encargado de hablarle en nombre del fútbol argentino fue él. Lo hizo con un discurso tan impactante que todo el mundo empezó a verlo como un futuro presidente.

Una vez se iba a disputar un partido con Adrogué y como se había corrido la voz que se iba a armar lío, suspendió el partido porque dijo que su club no hacía esas cosas”.

Una anécdota de pueblo que me toca muy de cerca

Una nena de siete años, jugando en una vereda de la calle Guido, ante la atenta mirada de su padre.

El padre -Rómulo Solari- era un "maestro mayor de obras", de carácter fuerte, algo hosco, muy respetado por ser uno de los primeros vecinos del lugar.

Un hombre viene caminando, por la misma vereda de Guido, desde la calle 25 de Mayo.

Alto, elegante, de sombrero y mostacho inconfundible.

Se detiene junto a la nena, le acaricia la cabecita y esta se sonroja.

Mientras tanto le dice al padre de la nena con imperativa amabilidad:

- Mumo, ¡vení al club! mirá que hoy nos reunimos todos los muchachos. Estamos entusiasmados con lo bien que anda el equipo.

- Noooo, dejensé de joder ustedes. Nunca van a llegar a nada.

El hombre alto y elegante se ríe, porque sabe que, después de todo, el cascarrabias de Rómulo es un bonachón todo corazón. Le hace un guiño a la nena y sigue su camino, con paso seguro y señorial.

Ese hombre era Alfredo Beranger

Rómulo, mi abuelo

Irma, la nena, mi mamá

Beranger murió un año después. Tal vez por compasión, o por la culpa, Rómulo accedió a formar parte de la comisión directiva de Temperley, por un tiempo. Aunque seguía pensando que nunca iban a llegar a nada…

Firma de Alfredo Beranger
Marcelo Ventieri

Autor

Marcelo Ventieri

Colaboradores

Daniel Martini y Javier Vaca

Bibliografía

Marcelo Ventieri. 100 anécdotas celestes. En Historia del Club Atlético Temperley, 12/04/2020. Link

Marcelo Ventieri. Alfredo Beranger. En Historia del Club Atlético Temperley, 29/03/2011. Link

Marcelo Ventieri. Club Atlético Temperley: 107 años. En Historia del Club Atlético Temperley, 1/11/2019. Link

Marcelo Ventieri. "Soy Beranger". En Historia del Club Atlético Temperley, 23/10/2017. Link

Vea también

Temperley del ayer
Historia de la ciudad de Temperley
Historia de Turdera

¿Querés saber más?

Cronología histórica
Investigaciones históricas
Vecinos

Seguinos

TemperleyWeb

Sitio web dedicado a las ciudades de Llavallol, San José, Temperley y Turdera

Si pasa en tu ciudad, te pasa a vos

Fundado el 25 de Mayo de 2000