INVESTIGACIÓN HISTÓRICA

Temperley del ayer

Textos e ilustraciones: Arq. Luis C. Letizia, para TW

Tienda La Argentina, por el Arq. Luis C. Letizia


Temperley de antaño

Leyendo la revista “Amanecer de Temperley”, N° 60, publicada por la Cámara de Comercio, Industria Profesionales y Propietarios de Temperley, en el mes de Octubre de 1983, vamos a comentar una nota desarrollada por Don Carlos Elías Duchini, realizada en conmemoración de los 113 aniversario en que el señor George Allison Temperley, remataba su chacra, que se extendía entre las actuales calles Coronel Brandsen, Zuviría, Lavalle, Juncal, Avenida 9 de Julio, Avenida Eva Perón (ex–Pasco), para llevar a cabo la fundación de un nuevo pueblo, en el Partido de Lomas de Zamora, habiendo quedado su propiedad dividida en dos por el paso del Ferrocarril del Sud (14 de Agosto de 1865).

Plano Catastral de Temperley (1896)

El Loteo de la Propiedad

El aviso del loteo nos cuenta que el 13 de Octubre de 1870 aparecía publicado en el diario “El Nacional”, que el día 16 de Octubre a las 12.00 hs se subastaban 139 lotes, bien ubicados, distando de la estación de Lomas de Zamora 8 cuadras. Continuaba diciendo que los interesados podían trasladarse hasta el lugar en forma gratuita, con tren expreso ida y vuelta. Estos servicios salían de la estación Lima a las 10.30 hs (de esta terminal partía un tranvía a caballo que llevaba a los pasajeros hasta la estación Constitución), desde donde partiría el tren con destino a Lomas. Los posibles compradores almorzarían a las 11.00 hs, continuándose posteriormente con la subasta. La operación inmobiliaria estuvo a cargo de la firma Rodríguez Larrazábal y Cía., con escritorio en la calle Victoria 143 de Buenos Aires.

La Chacra de Temperley

El señor George Allison Temperley, de nacionalidad británica arribó a nuestro país en 1838, junto a sus hermanos. Tiempo después adquiere una importante propiedad en la localidad de San Vicente, para explotarla en la cría de lanares, vacunos y yeguarizos.

En su propiedad de Temperley según consta en la publicación “Anales de la Sociedad Rural Argentina” (año 1875), crío animales para concursar en los grandes premios. Es importante destacar que fue fundador e integró la Comisión Directiva de la misma institución en el período comprendido entre los años 1866 y 1869.

Dentro de su amplia propiedad, plantó gran cantidad de eucaliptos globulus, especie forestal de origen australiano introducida en nuestro país por Domingo Faustino Sarmiento. Antiguas fotografías proporcionadas por la “Fundación Museo Ferroviario”, así lo atestiguan, valen la pena agregar datos que nos aporta Don Carlos Duchini respecto a este árbol tan característico hoy desaparecido del área urbana, pero que otrora se veían en tierras de la antigua casa-quinta “La Aurelia”, que fuera propiedad de Don Bartolomé Ginochio, y en 14 de Julio y las vías del ferrocarril.

También plantó robles, araucarias, cedros, paraísos y frutales que era lo acostumbrado en esa época en amplias propiedades suburbanas.

De un manual turístico del año 1869, publicado en idioma inglés, el arquitecto A. S. J de Paula extractó el siguiente comentario respecto a esta propiedad: “La quinta del señor Temperley es de lo más agradable que pueda imaginarse. De puro estilo inglés, con hermosos parques, a través de los cuales pasa el ferrocarril. Debido a esto se ha valorizado mucho dicha propiedad. El señor Temperley está un poco más allá de la estación a la derecha (...)”.

La Quinta del Dr. Nicolás Avellaneda

En el año 1873, se desprendió de su estancia de San Vicente y en 1877, enajena su propiedad ya reducida en sus dimensiones originales al Dr. Nicolás Avellaneda, que en ese momento ocupaba el cargo de presidente de la Nación Argentina (1874-1880).

La familia Avellaneda, y sus descendientes fueron propietarios durante 43 años, hasta determinar su subasta en el año 1920.

Las casas-quintas de esparcimiento se desarrollaban en la localidad de Temperley a ambos lados de las vías, entre las actuales calles Colón y el antiguo “Camino Real” (hoy Avenida Hipólito Yrigoyen), ubicándose más allá las quintas y establecimientos dedicados a la explotación de la tierra.

Leyendo el libro “Las calles de Lomas de Zamora” cuyo autor fue el desaparecido ex concejal, contador público y miembro de número del Instituto Histórico Municipal, señor Pedro Zabalegui, cuando se refiere a la calle Avellaneda, además de reunir datos biográficos de nuestro ex–presidente de la Nación Argentina, nos dice que fue el señor Marcelo Avellaneda quien decidió su loteo en el año 1920, y agrega la fecha en que se realizó la subasta.

La Subasta de la Propiedad

En las páginas del diario “La Prensa”, en la sección remates encontraron los siguientes datos: el día Domingo 28 de Marzo de 1920, por división de condominio, se ponían a la venta unas 45.000 varas cuadradas de terrenos (los lotes se habían dividido con las siguientes dimensiones, frentes de 12 a 20 varas, por 30 a 60 varas de fondo), con adoquinado con frente a la Avenida Meeks, rodeados de casas-quintas, entre las que podemos nombrar:

La de Cook se ubicaba, según podemos leer en el libro “Temperley, su historia y su gente”, desarrollado por el Dr. Gualco y el Arq. A. S.J de Paula, sobre la manzana limitada por las calles Guido, Lavalle, Espora y General Paz, y la conocida como “Villa Sara”, que fuera propiedad del señor Jorge R. Méndez y de la señora Sara Delfino, en la manzana limitada por las calles Guido, Avellaneda, Suarez y Liniers, y la de la señora de Lanusse.

El volante agrega que los terrenos son altos, parejos, el pueblo elegido por numerosas familias para vivir, ubicados muy cerca de la estación Temperley del Ferrocarril del Sud, donde hacen escala 142 trenes diarios, interviniendo en la operación inmobiliaria la firma Rodolfo Peracca, con escritorio en la calle Talcahuano 90 esquina Mitre, de la ciudad de Buenos Aires.

En el diario “La Unión” del año 1926, pudimos leer que todavía existían parcelas aún sin construir que formaban parte de esta quinta, espacio que fueran utilizados para desarrollar los eventos de las tradicionales “Romerías Españolas “ organizadas por la colectividad del mismo origen.

La Casona Principal

La construcción se encontraba rodeada de un amplio espacio abierto y arbolado limitado por las calles Virrey Santiago de Liniers, General Tomás Guido, General Juan Galo Lavalle y la Avenida Francisco Meeks. Esta construcción, presentaba una arquitectura que mezclaba elementos criollos con detalles de la arquitectura inglesa.

Un sendero cercano a la misma, se transformó con el tiempo en el Pasaje Carmen Nóbrega (nombre colocado en homenaje a la esposa del ex–presidente), la traza del mismo fue solicitado mediante expediente en el año 1917, ante las autoridades municipales, proponiéndose un ancho de 11 m para conservar la arboleda de eucaliptos y permitir un acceso cómodo a la antigua casa-habitación, preservando su integridad, pero tiempo después esta arboleda y la casona fueron historia.

El Testimonio

El único testimonio que nos queda de la existencia de esta antigua casa-quinta, es un aljibe de construcción austera, con brocal de mampostería y parantes y tímpano de hierro forjado simple, que decora el jardín del frente de la propiedad ubicada, con frente al pasaje señora Carmen Nóbrega 439/441, entre las calles General José María Paz y Dr. Nicolás Avellaneda.

Cabe agregar que la construcción que se levanta en ese predio es un chalet en dos plantas, que presenta detalles de estilo inglés y que según podemos leer en su fachada dataría su construcción del año 1938.

Este testimonio merece ser protegido y señalizado convenientemente, al igual que los edificios que más adelante detallaremos.

El Barrio Inglés de Temperley

El chalet de estilo Tudor construido por la firma Pío Ricagno e hijos, que se levanta en el lote esquinero formado por las calles Pasaje Carmen Nóbrega y Dr. Nicolás Avellaneda. En el capítulo referido a “Los Ingleses”, del libro “Temperley, su historia y su gente” sus autores Dr. Gualco y Arq. A. S.J de Paula, mencionan que donde se desarrollaba la antigua quinta de Avellaneda, se afincaron muchos ingleses, entre los que podemos nombrar al arquitecto James Smith, en la calle Guido 465; en Suárez 335, el ingeniero en jefe del F.C.S. señor Douglas Purdon. James Duncan, funcionario relacionado con el ferrocarril en la calle General José María Paz y Coronel Brandsen; el médico del Hospital Británico señor Owen Elder; en un chalet construido por el arquitecto James Smith, en Guido y Avellaneda, el señor Reginald Pentreh que fuera gerente del Banco Anglo-Sudamericano, entre otros.

Todos ellos mandaron a construir sus chalecitos en estilo inglés, a varios profesionales de la construcción de la zona entre los que podemos nombrar a los señores Bindon, James Smith, Bastin, Moliné, Thomas Mitchel, Juan Lago, entre otros. Estos vistosos chalets que heredamos, reemplazaron a las amplias superficies destinadas a la producción y forestación de esta antigua casa-quinta.

Los Edificios Característicos del Barrio

Dentro del perímetro que ocupara esta antigua casa-quinta, se construyó la iglesia de “Nuestra Señora de la Piedad”, que fuera proyectada por el ingeniero–arquitecto señor Ernesto Pfretschner, en estilo ecléctico, es para el vecindario un hito y un orgullo.

La Tienda “La Argentina”, antiguo comercio mandado a construir por Tomas Sadd y hermanos al prestigioso constructor señor Alfonso Bastin, en estilo académico, en el lote esquinero que forman la calle Avellaneda y la Avenida Meeks, frente a la plaza Comandante Tomás Espora.

Sobre la Avenida Meeks, entre las calles Avellaneda y General José María Paz, casi escondido por otras construcciones, se encuentra el chalet que mandara a construir el señor Arturo Turtl, proyecto que fuera premiado por su diseño y confort a fines de la década del 20. La construcción fue realizada por el arquitecto-constructor señor Schaufele con escritorio en Buenos Aires.

Sobre la calle Avellaneda, entre las calles Espora y Guido, vemos una casona en estilo español (revival hispánico), proyectado y construido por el arquitecto Juan Moliné, por la década del 20.

En el lote esquinero que forman las calles Espora y General José María Paz, se levanta desde el año 1913, la iglesia presbiteriana de San Andrés, templo que fuera proyectado en estilo neogótico por los arquitectos W. B. Basset Smith y Colcutt.

Patrimonio Natural

En el sector comprendido por las calles Virrey Santiago de Liniers, General Tomás Guido, General José María Paz y la Avenida Meeks, la forestación, que es importante y variada en ciertos sectores del recorrido antes detallado, pueden apreciarse palmeras wshingtonianas, coníferas de distintas especies, cedros, y como arbolado urbano el infaltable plátano, los fresnos, acacias, jacarandáes, araucarias excelsa, ligustros, etc. Estas especies forestales también deben ser protegidas de manos desaprensivas, pues embellecen el entorno donde vivimos.

Ilustraciones

Plano Catastral realizado por el ingeniero geógrafo señor Mariano Sixto Barilari, realizado en el año 1896. (extraído del libro “Temperley, su historia y su gente”, autores Dr. J. N. Gualco y Arq. A. S.J de Paula ).

Perspectivas

Realizadas a mano alzada por el autor de la nota: El material ilustrativo fue expuesto en la sala del Museo Americanista, el 18 de Mayo del 2000, formando parte del relevamiento gráfico de distintos sectores urbanizados del Partido cuya tarea tiene como objetivo mostrar los valores arquitectónicos y ambientales.

Chalet en dos plantas mandado a construir por la década del 20, por el señor Arturo Turtl, con frente a la Avenida Meeks, fue proyectado por el arquitecto-constructor señor Schaufele, con escritorio en la ciudad de Buenos Aires.

La Antigua tienda “La Argentina”, que fuera mandada a construir por Tomas Sadd y hermanos, en estilo académico por el constructor señor Alfonso Bastin, en la esquina que forman las calles Avellaneda y Avenida Francisco Meeks.

El chalet de estilo Tudor construido por la firma Pío Ricagno e hijos, que se levanta en el lote esquinero formado por las calles Pasaje Carmen Nóbrega y Dr. Nicolás Avellaneda.

Bibliografía consultada

“El Amanecer de Temperley”, N°60, del mes de Octubre de 1983 (Nota elaborada por el señor Carlos Elías Duchini).
“Temperley, su historia y su gente“, cuyos autores son el Dr. J. N. Gualco y el Arq. A. S.J de Paula.
“Las Calles de Lomas de Zamora“, autor Pedro Zabalegui.
“Sí, aquí vivieron“, de Grigera a Duhalde, autor Carlos Mujico.
Diario “La Prensa” del 28 de Marzo de 1920 (aviso de remate).
Diario “La Unión” del 16 de Octubre de 1998 (128° Aniversario de la Fundación de Temperley).
Diario “La Unión” del año 1926.

Luis Carmelo Letizia

Arq. Luis C. Letizia

Nació en la ciudad de Lanús el 3 de Julio de 1950, radicado en Lomas en el año 1960. Actualmente vive en Temperley. Cursó estudios secundarios en el Instituto Presbítero Doctor Antonio Sáenz, institución educativa dependiente del Obispado de Lomas de Zamora. Egresó de la Facultad de Arquitectura, diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, con el título de arquitecto.

Junto con su actividad profesional se dedicó a la graficación e historia de edificios de reconocido valor patrimonial y testimonial del pasado, habiendo atesorado relevamientos gráficos del casco histórico de San Isidro, Adrogué, villas y residencias marplatenses, así como edificios característicos de la Capital Federal.

Sobre estos temas ha realizado, numerosas publicaciones en distintos medios periodísticos y gráficos de la zona y de Capital Federal.

Es miembro del Instituto Histórico Municipal y de la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico.

¿Querés saber más?

Cronología histórica
Investigaciones históricas
Vecinos

Seguinos

TemperleyWeb. Sitio web dedicado a Llavallol, San José, Temperley y Turdera.

Si pasa en tu ciudad, te pasa a vos. Fundado el 25 de Mayo de 2000.